1-Diario - Libro intervenido  1989.jpg

Mi cama en el piso

En 1989, después de un surrealista viaje a México en compañía de varios artistas colombianos y bajo la tutela del artista mexicano José Luis Cuevas, comienzo a trabajar el concepto de diario, con el propósito de registrar mis experiencias cotidianas. Es así como sitúo mi obra en un espacio-tiempo que luego se convertiría en la expresión plástica de muchas de mis propuestas. El primero de esos trabajos fue la apropiación de un libro tomado al azar, cuyo nombre era curiosamente “Secuestrado” de Robert Louis Stevenson. A medida que leía el texto, y me familiarizaba con su contenido, iba suprimiendo con tinta negra una a una las frases de sus páginas, reservando únicamente aquellas que le daban sentido a mis deseos. Utilizando imágenes de mi historia de vida, revistas, periódicos y otras fuentes, combiné el collage con la palabra, construyendo una expresión que iba de la imagen a la palabra y de la palabra a la imagen, en un intento surrealista de alterar su contenido. Fue un proceso autobiográfico que desarrollé durante un año y que se repitió como método de trabajo, varias veces después.

1989

5.jpg
3.jpg
4.jpg
DIARIO- Libro intervenido-collage y tint
Diario- Libro intervenido- 1989.jpg