EL HOMBRE DE LA CORBATA

La cultura del patriarcado y las relaciones de poder en una sociedad capitalista, blanca, católica, excluyente y colonial, instauran el poder del macho como un orden natural. El hombre se piensa como centro del mundo, estableciendo normas y convenciones de comportamiento para reafirmarse fuera y dentro de su feudo familiar. Es así como empiezo a mirar de manera crítica el álbum familiar y a entender las premisas sobre las que está construido el mundo, que excluyen a la mujer del manejo de la sociedad, subyugándola al poder patriarcal. ¿Y las mujeres?, ¿En donde están las mujeres? Me preguntaba una y otra vez, haciendo una crítica directa a la potestad del macho, al imperio del patriarcado, y a la castración de nuestros derechos, y para ser mas incisiva, utilizando la repetición de la imagen patriarcal como una manera de denunciar ese pensamiento fijo, excluyente, siempre igual a si mismo, que no cambia nunca el lugar de su poder. Una estrategia formal para entender la realidad, que se convertiría en una constante en mis trabajos.

 

Muriel Angulo

1985-1986

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Flickr Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now